El recibidor: la boca de la casa



La entrada de la casa es una de las áreas más importantes ya que se trata de la principal fuente de Chi de donde la vivienda bebe su energía. Es por esto que a la entrada se la llama "la boca de la casa". Si la entrada no absorbe suficiente Chi nuestros esfuerzos por manejar las energías del interior no darán su fruto al cien por cien.

Qué evitar

Como en cada estancia de la casa, la acumulación es totalmente perniciosa, así como los bloqueos; trata de evitar que la entrada se convierta en una zona para todo lo que no sabes dónde colocar y elimina cualquier elemento que bloquee la puerta principal e impida que ésta se abra completamente.

Los adornos fuera de fecha (objetos navideños en verano, por ejemplo) están contraindicados, así como plantas muertas, cosa que no se usan o cualquier elemento que no te guste (recuerda que no tienes que conservar esa estatuilla horrible que te regalaron solo porque fue un regalo).

A veces no podemos evitar ciertos elementos porque forman parte de la estructura de la casa, pero ten en cuenta que habrá que tratarlos con cuidado y aplicar curas de Feng Shui para contrarrestar su influencia negativa. En el caso de la entrada, hablamos de un muro frente a la puerta principal o una escalera muy cerca de ésta, una ventana o un espejo alineados con la entrada o un baño justo enfrente de la puerta.

Estrategias Feng Shui

El flujo de energía debe fluir sin problemas a través de la entrada, de manera que acceda al interior de la casa de la forma adecuada.

Es importante que la puerta esté bien cuidada, pintada y sin daños, que sea proporcional al resto de la casa y, a ser posible, que el color coincida con la dirección de la casa (por ejemplo, blanca si está localizada en el área de metal según el mapa Bagua de la casa o marrón si está a un área de tierra).

Se pueden usar elementos decorativos, siempre con discreción, para avivar el elemento que rija la entrada; si está en un área de fuego usaremos formas triangulares, estrellas, objetos rojos... si el área es de agua es preferible usar el negro y el azul, las formas onduladas y todo lo que implique agua, como espejos y fuentes. No se trata de usar objetos y muebles caros o estructuras complicadas, puedes construir una entrada sencilla y original además de funcional y cómoda con tan solo unos pocos detalles.

La luz es importante en la entrada, si tenemos una entrada oscura podemos pintar las paredes en tonos claros, usar lámparas de luz suave y cálida, y colgar cuadros que transmitan amplitud y luminosidad.

Consejos

Lo más importante, como ocurre con el resto de las estancias, es que nos sintamos a gusto y lo haremos si las energías están circulando adecuadamente. Cuida de no traer energías negativas a la casa que se extiendan por toda la casa desequilibrando el ambiente. Puedes hacer un ejercicio sencillo: antes de cruzar el umbral imagina que los problemas del día, las tensiones del trabajo y el cansancio se quedan fuera; cruza entonces el umbral y disponte a relajarte y disfrutar de la paz de tu hogar. Si al entrar sientes esa tranquilidad, sabrás que tu entrada está sana y funciona adecuadamente.