Interacción con el entorno: la máscara, el ser inferior y el ser superior


En este artículo me gustaría citar un fragmento del libro "Hágase la luz" de Barbara Ann Brennan que me ha parecido más que interesante y con el que todos podemos sentirnos en mayor o menor medida identificados; en este texto Brennan habla de la máscara, del ser inferior y del ser superior, tres partes que conviven dentro de nosotros y a través de las cuales interaccionamos con el entorno.


La máscara de la bondad

Cuando nacemos, aún estamos muy conectados a la gran sabiduría y el poder espirituales a través de nuestro núcleo. Esta conexión con el núcleo y, en consecuencia, con la sabiduría y el poder espirituales nos aporta la sensación de seguridad absoluta y de admiración. Durante el proceso de maduración, esta conexión se desvanece lentamente. Es sustituida por las voces paternas que tratan de protegernos y darnos seguridad.

Hablan de correcto y equivocado, de bien y mal, de cómo tomar decisiones y cómo actuar o reaccionar en una situación dada. A medida que la conexión con el núcleo se desvanece, nuestra psique infantil trata desesperadamente de reemplazar la sabiduría original innata por un ego que funcione. Por desgracia, el revestimiento de voces paternas internalizadas no pueden cumplir ese cometido. Lo que se produce entonces es una máscara.


La máscara constituye el primer intento de corregirnos. Con ella, tratamos de expresar quien somos de una forma positiva que sea aceptable para un mundo del que tememos que nos rechace. Presentamos nuestra máscara al mundo según nuestras creencias de lo que pensamos que el mundo dice que es correcto, para que nos acepte y nos sintamos seguros. La máscara tiende a la conexión con los demás porque eso es lo «correcto». Sin embargo, no puede conseguir una conexión profunda, por cuanto niega la naturaleza verdadera de la personalidad. Niega nuestro miedo y nuestros sentimientos negativos.

Ponemos todo de nuestra parte en la creación de esa máscara, pero no funciona. La máscara nunca logra generar la sensación interna de seguridad que nos esforzamos por alcanzar. De hecho, genera la sensación interna de ser un impostor, por cuanto tratamos de demostrar que somos buenos cuando en realidad no lo somos siempre. Nos sentimos falsos, y experimentamos más temor. Entonces lo intentamos con mayor intensidad. Usamos lo mejor de nosotros mismos para demostrar que somos buenos (una vez más, según las voces paternas internalizadas). Esto produce más miedo, sobre todo porque no podemos soportar sentirnos cada vez más falsos y más temerosos, en un círculo vicioso en aumento.

La intención de la máscara es protegernos de un mundo pretendidamente hostil demostrando ser buenos. La intención de la máscara es la simulación y la negación. Niega que su objetivo sea combatir el dolor y la ira, porque niega que ese dolor y esa ira existan dentro de la personalidad. La misión de la máscara es proteger al ser sin asumir la responsabilidad sobre acciones, pensamientos o hechos negativos. Desde la perspectiva de nuestra máscara, el dolor y la ira sólo existen fuera de la personalidad. No asumimos responsabilidad alguna. Todo lo negativo que ocurre tiene que ser culpa de otro. Culpamos a los demás. Esto implica que el dolor o la ira reside en otra persona.

La única manera de mantener esta mascarada consiste en tratar siempre de demostrar que nosotros somos los buenos. Por dentro, acusamos la presión constante que ejercemos sobre nosotros mismos para ser buenos. Tratamos de cumplir las normas. Y, si no, intentamos demostrar que tenemos razón y que las normas están equivocadas. Nos resentimos de tener que vivir según normas ajenas. Cuesta mucho trabajo. Sólo queremos hacer lo que tenemos ganas de hacer. Nos cansamos, nos irritamos, no nos preocupamos, vertemos nuestras quejas y acusaciones negativas. Herimos a los demás. La energía que hemos almacenado en la máscara se agita, ejerce presión, se escapa y se transmite a los demás. Y, por supuesto, negamos también eso, dado que nuestra intención es preservar la seguridad demostrando que nosotros somos los buenos.

En alguna parte de nuestro interior, nos complace estallar. Dar salida a la energía supone un alivio, aunque no lo hagamos de una forma clara y directa, aunque no asumamos la responsabilidad cuando lo hacemos. Hay una parte de nosotros que disfruta vertiendo nuestra negatividad sobre los demás. Esto se denomina «placer negativo», y se origina en el ser inferior.


El placer negativo y el ser inferior

Estoy segura de que usted recordará haber sentido placer en alguna acción negativa que haya hecho. Cualquier movimiento de energía, negativo o positivo, es placentero. Esas acciones transmiten placer porque son estallidos de energía que se ha almacenado en el interior. Si usted experimenta dolor cuando la energía empieza a moverse, pronto seguirá el placer porque, a medida que suelta el dolor, libera también la fuerza creativa, que se experimenta siempre como placer.

El placer negativo tiene su origen en el ser inferior. Nuestro ser inferior es la parte de nosotros que ha olvidado quiénes somos. Es la parte de la psique que cree en un mundo separado y negativo y que actúa de acuerdo con él. El ser inferior no niega la negatividad, sino que la disfruta. Tiene la intención de gozar del placer negativo. 

Puesto que el ser inferior no niega la negatividad, como sí lo hace la máscara, es más honesto que ésta. El ser inferior es veraz respecto a su intención negativa. No finge ser bueno, porque no lo es. Impone sus intereses y no se anda con rodeos. Dice: «Yo me ocupo de mí, no de ti». No puede ocuparse de sí mismo y de otro por causa de su mundo separado. Gusta del placer negativo y quiere más. Conoce el dolor existente en la personalidad, y no tiene ninguna intención de experimentarlo. 

La intención del ser inferior es preservar la separación, hacer todo cuanto quiere hacer, y no sentir dolor.

El ser superior

Por supuesto que durante el proceso de maduración no toda nuestra psique está separada del núcleo. Una parte de nosotros es franca y afectuosa, sin ánimo de lucha. Está directamente conectada a nuestra divinidad individual interna. Está llena de sabiduría, amor y valor. Establece conexión con el gran poder creativo. Facilita todo lo bueno que ha sido creado en nuestra vida. Es la parte de nosotros que no ha olvidado quiénes somos.

Donde haya paz, alegría y satisfacción en su vida, es allí donde su ser superior se ha manifestado a través del principio creativo. Si se pregunta qué se entiende por «quién es realmente» o «su verdadero ser», explore estas áreas de su vida. Son una expresión de su verdadera esencia. Nunca asuma que un área negativa de su vida expresa su verdadero ser. Las áreas negativas de su vida son expresiones de quien no es usted. Son ejemplos de cómo ha bloqueado la expresión de su verdadero ser.

La intención del ser superior es la verdad, la comunión, el respeto, la individualidad, una autoconciencia clara y la unión con el creador.

*          *          *

Expuestas estas tres partes, Brennan precisa que es la intención la que determina qué parte de nosotros intervendrá y cómo lo hará, cómo será la interacción. Si la intención es encajar en el puzle que han creado a nuestro alrededor para ser aceptados sin importar que con ello nos traicionemos a nosotros mismos, será la máscara la que actuará; si lo que nos interesa es únicamente evitar el dolor y buscar nuestro propio placer a costa de cualquier otra cosa, será el ser inferior el que hablará por nosotros; si en cambio tenemos la intención de ser ciertos y auténticos, de actuar con respeto hacia los demás y hacia nosotros mismos e interactuar con nuestro entorno como individuos reales, entonces estaremos dejando que el ser superior se exprese.

Ahora que conocemos y podemos identificar más claramente las tres partes de nosotros que toman las riendas en las distintas situaciones en que interaccionamos con nuestro entorno, nos será más fácil decidir con conciencia cuál de ellas queremos que hable por nosotros; ¿queremos que nuestra máscara, una fachada temerosa e insegura, nos represente?, ¿preferimos dejar que el ser inferior, nuestra parte más egoísta y cobarde, tome el control?, ¿o estamos preparados para que el ser superior y con ello lo que realmente somos, con nuestras virtudes y defectos, se exprese, florezca y se desarrolle ayudándonos a crecer como individuos? 

Tú decides ;-)



Sistema energético animal. Conoce a tu mascota



Al igual que los humanos, los animales tienen un sistema energético formado por los chakras, el sistema de canales, la matriz etérea y el cuerpo etérico como parte del aura, que también ellos poseen aunque algo más básica que la humana. Mientras que rigen las mismas áreas físicas, los chakras de los animales, sin embargo, se han desarrollado o han evolucionado de forma ligeramente diferente a la de los seres humanos.

Los estímulos externos, tanto positivos como negativos, tienen un enorme efecto sobre sus chakras y dejan su marca en el aura ya que ellos están constantemente absorbiendo información sensorial, de forma más intensa que en el caso de las personas, debido a su dependencia del instinto de supervivencia.

Veamos más de cerca el sistema energético animal por partes.


Conocer el sistema energético animal

La Matriz Etérea es un doble exacto de su sistema físico, una capa energética que recubre todos los órganos, músculos, tejidos, arterias, etc. como hace el cuerpo etérico (primera capa del aura) sobre el conjunto del cuerpo físico, pero a nivel interno, envolviendo todas las partes del interior del cuerpo del animal. La Matriz Etérea está formada por la energía vital que llamamos “Prana” o “Chi” y se distribuye a lo largo del cuerpo a través de los sistemas de canales.

El Sistema de Canales es toda una red de vías energéticas, también llamadas “meridianos”, que recorren el cuerpo y a través de las cuales circula la energía Chi o Prana. A lo largo y ancho del cuerpo del animal, cientos de canales de energía transportan por todo el organismo las fuerzas vitales necesarias para su supervivencia.

El Cuerpo Etérico es la primera capa del aura en su parte inferior y sirve de molde energético para el cuerpo físico. El cuerpo etérico atrae energías del exterior (del sol y de la tierra), las acumula y, a través de los chakras y del sistema de canales, las conduce al cuerpo físico en un flujo vital ininterrumpido.

Además de suponer una protección natural, el cuerpo etérico sirve de intermediario entre los cuerpos energéticos superiores y el cuerpo físico, transmitiendo al cuerpo mental y al emocional las impresiones captadas por los sentidos corporales.

Además de éste, el Aura del animal cuenta con 7 capas más, correspondiendo cada una a los distintos centros energéticos que veremos en detalle más adelante. En las diferentes capas del aura del animal se encuentran sus patrones de conducta, los esquemas de comportamiento grupal, las emociones y, al igual en el caso del aura humana, bloqueos energéticos que se han ido acumulando según las experiencias que ha ido viviendo.

Los Chakras son vórtices energéticos que se ubican en el cuerpo sutil del animal. Todos los animales tienen un campo electromagnético, aunque cada especie tiene diferentes estructuras energéticas. El ser humano tiene 7 chakras principales, pero un estudio de Margrit Coates, experta sanadora, ha descubierto un octavo chakra en animales, el Chakra Braquial o Llave.

Las funciones de los chakras son la recepción, acumulación, transformación y distribución de energía, y su cometido es mantener la salud física, mental, emocional y espiritual equilibradas. De hecho, las enfermedades y trastornos de la salud son el resultado del desequilibrio en los chakras.

Además de los 8 chakras principales, el cuerpo energético de los animales cuadrúpedos cuenta con 21 chakras secundarios que gobiernan los sistemas sensoriales; el más importante se encuentra en el puente de la nariz y es el responsable del sexto sentido animal, mientras que el resto se reparte entre otros lugares en la cola y las orejas.

Además los animales tienes 6 chakras adicionales llamados bud chakras (según terminología de Margrit Coates); estos están localizados en la base del pie y de las orejas, son grandes receptores de energía sutil y de corrientes telúricas (a través de ellos nuestras mascotas saben siempre cómo encontrar el sitio de mejor energía donde echarse). Todos estos chakras son centros de energía más pequeños pero no menos importantes, ya que son especialmente receptivos a las vibraciones sutiles de energía (como los cambios de clima o la amenaza de tormenta o huracán, así como de otros peligros inminentes).


Los chakras principales

Veamos uno por uno los 8 chakras principales del sistema animal, de manera que podamos identificar cuándo nuestra mascota podría estar sufriendo una disfunción en alguno de los centros energéticos.


El Chakra Raíz está situado en la base de la columna vertebral y se asocia con problemas de supervivencia y salud física. Si observas que tu mascota se muestra temerosa o huidiza, perezosa o excesivamente inquieta, a veces lenta y con falta de peso o presentando problemas con la comida, tienes razones para pensar que su chakra raíz no está funcionando correctamente.

El Chakra Sacro se situa en la zona lumbar, entre la cola y la mitad de la columna vertebral. Rige la sexualidad y las emociones en relación al grupo o la manada, e influye en la reproducción. Este centro puede verse negativamente afectado por la castración y la esterilización, así como por separar a una madre de sus crías demasiado pronto o separar al animal de sus compañeros. La respuesta a un bloqueo en este chakra suele ser de hipersensibilidad, podría gemir sin razón física aparente o sentirse solo.

El Chakra Plexo está situado en la mitad de la columna vertebral y representa el poder personal y el dominio. En los animales domesticados es un centro que se desequilibra fácilmente ya que no se les permite tomar sus decisiones libremente. Es posible que esto se manifieste en forma de agresividad, tendencia a dominar, no tener entusiasmo por la vida o incluso una retirada emocional. Si tu mascota parece deprimida, probablemente presente un desequilibrio en este centro energético.

El Chakra Corazón se ubica en el centro del pecho. Representa el amor y la compasión, y rige las relaciones con el entorno. Es aquí donde tu animal libera el resentimiento y la rabia contenida en caso de tenerla. Cuando observamos que el animal está triste, o cuando hay demasiada necesidad de interactuar con otros animales, o en el caso de celos o nerviosismo alrededor de otros animales, suele haber un desequilibrio en este centro energético.

El Chakra Garganta está situado en la garganta y rige la comunicación animal. Si tu mascota tiene este centro disarmónico, se mostrará o muy ruidosa o muy silenciosa, ya que cuando este chakra está desequilibrado el animal no es capaz de expresarse o se vuelve demasiado ruidoso por la frustración de la mala comunicación.

El Chakra Pineal se localiza en el centro de la cabeza, justo encima de los ojos. Representa el pensamiento (sí, efectivamente ellos también piensan, aunque no de la misma forma que los humanos), las emociones y la autoestima de los animales, y está relacionado con su capacidad de aceptar las circunstancias. Si tu mascota presentan una actitud distante o distraída, podría tener una disfunción en este centro; cuando esto ocurre también pueden tener dolores de cabeza y problemas de vista.

El Chakra Corona está localizado en la parte superior de la cabeza, entre las orejas. Este chakra es su enlace con el espíritu grupal (los animales no poseen un Yo Superior propio sino uno grupal para toda la especie) y controla cada aspecto del animal, el cuerpo y la mente. En caso de desequilibrio, tu mascota mostrará señales de depresión y no querrá relacionarse con su entorno, además no querrá que se le toque en esta zona, se mostrará depresiva y retraída.

El Chakra Braquial o Llave se encuentra a ambos lados del cuerpo, en la zona de los hombros justo encima de las escápulas. Se considera el chakra principal de los animales y sirve como enlace a todos los demás chakras principales. Los animales que tienen un vínculo fuerte y sano con los humanos generalmente tienen un Chakra Braquial vibrante, ya que éste es el centro que le permite conectar a un nivel más profundo con nosotros; si pones tus manos en ambos chakras la energía fluirá entre tu mascota y tú. Si al hacerlo se muestra reacio a ser tocado, hay posibilidades de que este centro presente algún desequilibrio o tenga algún bloqueo.


Mantenimiento del sistema energético de tu mascota

Los animales tienen sus propias formas de mantener su sistema energético en buenas condiciones hasta cierto punto. A veces vemos a nuestras mascotas frotar su cuerpo contra un árbol, rodando por el suelo o incluso contra su animal compañero o amigos humanos; esto lo hacen para estimular un determinado chakra o incluso como forma de autocuración.

Nosotros, como cuidadores y familia suya que somos desde el momento en que tomamos la responsabilidad de aceptarlos en nuestras vidas, podemos ayudar a nuestras mascotas a mantener sus sistema energético en buen estado. Una forma de ayudarles es a través de técnicas de sanación como el Reiki para animales o la lectura de Registros Akáshicos especializada en animales, mediante la cual es posible eliminar los bloqueos de las distintas partes de su cuerpo energético. (Ver sanación de mascotas)

Ésta es una forma muy aconsejable para eliminar los mayores problemas de su sistema, pero para un mantenimiento de su salud energética hay ciertos ejercicios que nosotros mismos podemos realizar y que no solo les ayudarán a sentirse más relajados sino que también contribuirá a estrechar el lazo que nos une.

Una de las cosas que más beneficia su salud es que tú mismo estimules sus chakas con tus propias manos; todos podemos transmitir energía curativa a través de nuestros palmochakras (los chakras de las palmas de las manos) y tú puedes hacerlo simplemente apoyando tus manos en tu mascota con la intención de transmitir esa energía fresca, amorosa y curativa. También puedes acariciarlo o darle un masaje, sirve igual y tu animal seguro que te hará saber sus preferencias.


No le impongas tu voluntad porque entonces no le estarás ayudando, deja que él/ella te guíe. Si ves que se pone inquieto o se muestra incómodo, deja esa parte del cuerpo y dale libertad de movimientos; si en cambio bosteza o incluso suspira te está indicando que le gusta lo que le estás transmitiendo, que le produce relajación y placer y por tanto quiere que sigas.


Ellos también nos cuidan

Los expertos en el tema aseguran que algunos animaes, como los gatos, limpian los chakras de sus dueños y que, al igual que los humanos, ellos también meditan. En este sentido, el ronroneo es una técnica de meditación gatuna, pero también lo usan para curarnos bloqueos y estabilizar nuestro sistema energético, ya que la frecuencia vibratoria del ronroneo es altamente sanadora.

Por otra parte, parece ser que los gatos son maestros en el trabajo con el Tercer Ojo o sexto chakra. Si tenemos un gato en casa, recibiremos esa fuerza canalizada que nos ayudará a ser más conscientes y desarrollaremos más fácilmente la intuición. Además nuestros amigos felinos, como guardianes del plano astral, nos protegen durante el sueño por la noche mientras dormimos (ni que decir tiene que es totalmente recomendable dejarlos dormir con nosotros, es bueno para estrechar el vínculo y para la salud de ambos, animal y humano).

La comunicación intuitiva con los animales es posible si somos capaces de ponernos a la altura de su nivel vibratorio, que es justamente el del chakra del corazón. Es fácil entender entonces porqué nos conmueven tanto y porqué los animales que conviven con nosotros parecen “sentir” nuestro estado de ánimo. El vínculo que mantienes con el animal con el que compartes tu vida es mucho más que el del dueño y su mascota, es una unión sagrada y sanadora a todos los niveles que nos ayuda tanto a humanos como a animales a evolucionar como especie.



El salón: un área de interacción



El salón o la sala de estar es probablemente la estancia donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo consciente en casa. Esto hace doblemente importante el conseguir un ambiente agradable donde las energías puedan fluir adecuadamente.

Qué evitar

La propia estructura de la casa y, concretamente, la forma en que esté contruído el salón, a veces plantea retos más o menos difíciles de solucionar. Debemos prestar atención al flujo de energía de nuestro salón para contrarestar las corrientes de energía excesivamente rápidas y los estancamientos.

Algunos de estos retos serían dos puertas o una puerta y una ventana enfrentadas, techos inclinados o una mala iluminación. Si podemos elegir nuestro nuevo hogar evitando estas situaciones, tanto mejor, pero si no podemos evitarlas siempre hay herramientas que el Feng Shui proporciona para contrarestarlas.

Curas Feng Shui

Tu salón no es una sala de exposición, es una habitación para "estar", un área de relajación y bienestar, de interacción con tu familia y amigos, de esparcimiento y disfrute. Lo importante es que te sientas agusto en ella, no que las visitas la admiren mientras no se atreven ni a reclinarse cómodamente en el sofá.

Sin embargo la comodidad no está reñida con el orden y la limpieza, es muy importante mantener este espacio libre de amontonamientos, bien ventilado renovando el aire periódicamente, limpio y bien iluminado. La luz natural debe llenar el espacio tan a menudo como el aire fresco y renovado para mantener las energías sanas.

A la hora de elegir los colores, que determinarán en gran medida el ambiente, es aconsejable descubrir antes en qué área del mapa bagua está situado tu salón; una vez lo sepas podrás hacer predominar las formas y colores que energeticen la zona y resuenen con el elemento asociado.

Ojo, no debes excluir el resto de los elementos ya que provocarías un desequilibrio en las energías; da predominio a los elementos correspondientes sin olvidar que el resto de elementos sirven de apoyo y dan equilibrio al conjunto.

Consejos

Lo ideal es conseguir una sala de estar acogedora y acorde con tus gustos; de nada sirve un lugar técnicamente acorde con las reglas del Feng Shui si no estamos cómodos en él y no nos sentimos identificados con el espacio donde pasamos una parte importante de nuestra vida. Crea un lugar donde olvidarte de las tensiones y disfrutar de tu tiempo, un entorno agradable donde te apetece estar, rodeado de los objetos que te gustan.

Te propongo experimentar, cambiar los muebles de sitio, deshacerte de ese adorno que no te convence, pintar una pared de ese color que adoras y añadir velas, flores o lo que se te ocurra para que tu salón hable de ti. Al final solo tú sabes qué se adaptará mejor a tus propias energías.


Las facetas del alma



El alma, a nivel energético, está compuesta de múltiples facetas o fragmentos. Para hacernos una idea gráfica sería como una esfera de cristal facetado con seiscientas diecisiete caras, que serían las porciones álmicas de energía y conciencia de que consta; estas facetas se encuentran unidas entre sí a través de nuestra vibración base, que es única e irrepetible y funciona como una especie de firma energética que todos tenemos y que nos representa.



Pérdida de facetas del alma

En determinadas ocasiones es posible que alguna de estas facetas se desenganche del resto y se desprenda del alma, pudiendo incluso llegar a perderse. Estas partes pueden ser tanto pequeños fragmentos como grandes porciones de energía suficientemente sustanciales como para llegar a cobrar cierto nivel de autoconciencia. Una parte sustancial de nuestra energía que se ha separado de nosotros puede suponer del 0.01% al 10% de nuestro campo energético, siendo este último caso una pérdida significativa.

Las situaciones en que podemos perder estas facetas son muy diversas: un trauma, un accidente, una operación quirúrgica o una donación de órganos, un enfrentamiento intensamente emocional… pero también puede darse una pérdida durante un incidente en el plano astral, que ocurre mientras dormimos y del que no tenemos conciencia, o un robo energético del que no nos percatamos, el uso de drogas o alcohol, o incluso puede tratarse de una cesión voluntaria de una faceta del alma por nuestra parte, entre otros casos.

La pérdida de facetas del alma se puede producir también en una relación entre dos personas que mantienen un vínculo profundo más allá del nivel físico y energético, es decir, cuando son sus almas las que interactúan. En estos casos puede producirse un intercambio energético de fragmentos álmicos siendo posible que se llegue a perder una faceta del alma de una de las personas; en este escenario, ese fragmento se “engancharía” en el alma del otro integrante de la pareja sin que ninguno de los dos sean conscientes de este cambio.


Captación de facetas ajenas

Pero no solo podemos perder facetas de nuestra alma, también podemos asumir, atraer o captar fragmentos álmicos de otra persona, lo cual implica asimismo un problema energético ya que esa energía que portamos en nuestra alma no posee nuestra misma vibración ni nos corresponde, de manera que interfiere energéticamente, cuando no nos provoca incluso algún bloqueo.

La mayor parte de las veces, la captación de facetas ajenas se lleva a cabo inconscientemente, aunque existe el robo de fragmentos de alma pero no se da tan frecuentemente como otros escenarios en que asumimos sin darnos cuenta facetas que no nos pertenecen. Más frecuentes son casos como un exceso de preocupación por una persona y un excesivo enfoque en evitarle cierto sufrimiento, o a la inversa, una persona demasiado enfocada en nosotros o que desea entregarnos una cualidad que sabe que anhelamos y él/ella posee; por la ley de que lo similar se atrae, es también posible captar una faceta ajena que esté vibrando en nuestra misma frecuencia (especialmente si es de sufrimiento).


Proceso de identificación y restauración

Ahora que sabemos que el alma está compuesta de múltiples facetas y que algunas de ellas pueden llegar a perderse, se nos plantea la pregunta: ¿cómo saber si he perdido algún fragmento álmico?, y consecuentemente: ¿es posible recuperar una faceta que hemos perdido o devolver una parte que hemos asumido y que no nos corresponde?

La respuesta a esta última pregunta es "sí", es posible recuperar una parte del alma que se ha desenganchado del total, al igual es se pueden devolver las facetas ajenas que llevamos con nosotros y que interfieren negativamente en nuestro campo energético. Existen distintas formas de saber si se ha perdido una faceta, y una de ellas es la consulta a nuestros Registros Akáshicos, pues en ellos se encuentra toda la información que concierne a nuestra existencia, por tanto también está registrado todo lo que ha experimentado el alma desde su creación.

No solo se pueden identificar y localizar las facetas perdidas (o las que nos sobran) a través de la consulta de nuestros registros, el contar con esta información hace posible que podamos restaurar el alma; los fragmentos perdidos, a través de una sanación, se pueden reintegrar en el alma a la que pertenecen de manera que ésta quede restaurada y completa.



Feng Shui para alinearte con las energías navideñas


Pronunciar la palabra "Navidad" para muchos hoy día es invocar al consumismo, al estrés de las compras de última hora, los desplazamientos multitudinarios y la saturación de las calles con luces, personajes y adornos navideños.

Sin embargo el espíritu de la Navidad está en realidad imbuido de paz y recogimiento, de calidez y armonía; las energías naturales que traen consigo estas fechas son suaves y reconfortantes, llenas de calma y de quietud. De nosotros depende alinearnos con esas energías ahora que tenemos la oportunidad de disfrutarlas o convertirlas en una excusa más para mantener el estrés y el desequilibrio de un día a día que transcurre al margen de los ritmos naturales de la vida.


El origen

Antiguamente ya se celebraba en estas fechas el solsticio de invierno, el momento más frío y la noche más larga del año, reconociéndolo como un momento de recogimiento e introspección, de espera y esperanza; llegado el momento más oscuro se esperaba la lenta recuperación de la luz. Para ello se adornaban los árboles con luces que simbolizaban la llegada de esa luz.

Alinearse con las energías navideñas

Para aprovechar las energías de estas fechas y convertir nuestro hogar en un espacio de paz y de interacción armoniosa con familia y amigos, de acogimiento y celebración, podemos aplicar diversas estrategias según las enseñanzas del Feng Shui.

El color

En el frío invierno el elemento fuego es el que nos trae su energía cálida y acogedora; para decorar nuestro hogar de cara a la Navidad podemos usar las formas y colores relacionados con este elemento: rojos y dorados, también púrpura y rosa fuerte, estrellas, velas y luces, una chimenea encendida... Pero ojo, si usamos demasiado fuego correremos el peligro de saturar el ambiente e inflamar las emociones en exceso, además terminadas estas fechas tendríamos una energía muy baja y acabaríamos agotados, como ocurre muchas veces tras las celebraciones de Navidad y Fin de Año.

Para compensar el exceso de fuego (especialmente si deseamos una Navidad tranquila en lugar de chispeante y festiva) podemos estimular los elementos agua y metal. Es conveniente usar colores como el azul, blanco y plateado, así como formas onduladas y redondas (las típicas bolas de Navidad en plata o azul son ideales para este propósito). El ambiente se debe equilibrar con la presencia del resto de los elementos.

El árbol

El abeto navideño ya de por sí representa la madera, y su ubicación más adecuada por tanto será el Este o la zona de la Salud y la Familia, el Sureste o zona de la abundancia, o el Sur o zona de la fama. Procura usar adornos de formas y colores que vayan bien con el elemento del área donde coloques el árbol (por ejemplo, usa bolas azules si está en el Norte o adornos rojos si está en el Sur, etc)

Velas

Las velas son ideales para purificar la energía y avivar el espíritu de estas fiestas. Es preferible utilizar velas naturales y dejar que desplieguen su encanto acogedor por todo tu hogar. Puedes usarlas con profusión en las zonas Sur, Suroeste, Noreste y Centro de la casa, pero limita (no evita) su uso en el Oeste, Noroeste, Este, Sureste y Norte. Van muy bien en el dormitorio, el baño y la mesa de la cena navideña, así como repartidas por todo el salón.




Fragancias

El aire que respiramos y los olores que capta nuestro olfato afectan nuestro ánimo más de lo que a veces somos capaces de percibir. En estas fechas usa aceites naturales de cítricos dulces, canela y clavo para atraer energías cálidas y acogedoras al tiempo que purificas los ambientes.


Plantas

Es conveniente tener en el interior de la casa al menos una planta viva, te ayudará a depurar los espacios y calmar las energías. Lo mejor es situarlas en las áreas que soportan más actividad en estas fechas, como la sala de estar o el comedor, donde se reunirá la familia y amigos para celebrar, comer, beber, charlar y reír, y donde por eso hará falta equilibrar el exceso de actividad energética con el fin de mantener la armonía.


Al final se trata de que nosotros mismos y nuestros seres queridos nos sintamos a gusto en el hogar, celebrando estas fechas tan especiales en armonía y en un ambiente acogedor y agradable.




Simbología y espiritualidad


Los símbolos se encuentran en todas partes, muchas veces los distinguimos entre la amalgama de imágenes a nuestro alrededor pero otras veces no nos percatamos siquiera de que están ahí, hablándonos desde su misteriosa forma llena de sentido y de un significado que a veces ignoramos. ¿Qué quieren decirnos?, ¿cuál es su origen?, ¿cómo han evolucionado a lo largo del tiempo? Veamos algunos de los más conocidos dentro del ámbito de la espiritualidad.

Hamsa


Hamsa es una palabra en hebreo que significa "cinco" y que representa un amuleto con forma de mano (cinco dedos) y un ojo en el centro de la palma. También se lo conoce como La Mano de Fátima (por la hija del profeta Mahoma). Este símbolo ha sido utilizado por distintas sociedades a lo largo de la Historia, es muy popular y muchas religiones lo han usado de su propia manera, como es el caso del Cristianismo , el Islam, el Budismo y el Hinduismo.
El propósito de usar este símbolo es lograr protección ante las energías negativas y contra el "mal de ojo", que puede provocar enfermedad, mala suerte e incluso la muerte. Trae buena suerte y dota de las virtudes de paciencia, fidelidad y fertilidad, además de su poder de protección, especialmente a las embarazadas.

La flor de la vida


Este símbolo podría considerarse el rey de la geometría sagrada; la Flor de la Vida es posiblemente el símbolo más antiguo de la lista, usado desde el tiempo de los sumerios (considerada la primera civilización del mundo). Compuesto por siete círculos solapados, la figura dibuja un patrón con forma de flor de estructura hexagonal. Se dice que contiene en sí mismo todos los patrones de la creación. Los egipcios, romanos, cristianos celtas e incluso Leonardo da Vinci creyeron que había algo realmente especial en este símbolo.

Yin Yang


Usado frecuentemente en las enseñanzas chinas, este símbolo representa la armonía del universo. Toda dualidad (claridad-oscuridad, femenino-masculino, etc) necesita equilibrio. Se dice que el balance entre dos fuerzas opuestas es lo que más armonía trae a la vida. Para saber más sobre la teoría del Yin y el Yang puedes leer este artículo en la sección de energías:

Equilibrio de energías
Una introducción a la Teoría del Yin y el Yang.




Pentagrama




A menudo malinterpretado y tachado de "satánico", este símbolo representa las cualidades del ser humano. El vértice superior muestra al espíritu, representa lo etéreo, lo eterno, la Diosa, mientras que las otras puntas simbolizan los cuatro elementos y la experiencia humana en el mundo de lo físico. La punta superior izquierda representa el Aire, elemento que simboliza la mente, el pensamiento, la inteligencia y el razonamiento. La punta superior derecha representa el Agua, elemento asociado al ciclo de la vida, a las emociones y los sentimientos. La punta inferior izquierda representa la Tierra, elemento que simboliza a la Madre e indica crecimiento, seguridad y sustento, así como nuestra capacidad para tener los "pies en la tierra". Por último, la punta inferior derecha representa al elemento Fuego, relacionado con la pasión, la acción y el ímpetu que desafía a la razón. El símbolo del pentagrama también se ha interpretado como representación del ser humano integral, el hombre como medida de todas las cosas. De cualquier forma los seguidores de la Wicca usan profusamente este símbolo en las ceremonias sagradas para recordar la naturaleza de la humanidad.

La Rueda del Dharma




También conocida como la Rueda de la Ley o la Rueda de la Doctrina, esta forma chakral es un antiquísimo símbolo budista de las eneñanzas del camino hacia el Nirvana, tambien usado en el hinduismo y jainismo. Cada radio de la rueda representa un paso en el camino de Buda, mientras que el centro simboliza la disciplina necesaria para la meditación y el aro que une los radios representa la conciencia que sostiene todo el conjunto. Este símbolo, no obstante, es más antiguo que el propio Budismo, remontándose al año 2500 a.C.

Estrella de David



Hoy día es casi imposible no haber visto este símbolo en algún lugar. La mayoría de la gente cree que simboliza el escudo que el Rey David usó en la batalla, sin embargo existe otra teoría según la cual esta estrella vendría a representar las seis direcciones del espacio: arriba, abajo, este, oeste, norte, sur y, más importante, centro (en el sentido del centro espiritual de la humanidad). Existen muchas otras interepretaciones del significado de este símbolo, algunas de las cuales apuntan en la dirección de la geometría sagrada.

Om



El Om es la madre de todos los mantras y el sonido primordial por el que el universo fue creado. Usado en el hinduismo desde su creación, el Om se podría considerar el símbolo primario de esta religión y simboliza la unidad con lo supremo, la combinación entre lo físico y lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del que emergen todos los demás sonidos. Se dice que la meditación profunda saca el Om a la superficie de forma natural, envolviendo a la persona que medita en un resplandor universal.

Nazar



También llamado Ojo Turco, su nombre original "Nazar" proviene del turco nazar boncuğu, que significa ‘abalorio del mal de ojo’. Este símbolo conforma un talismán o amuleto con forma de gota plana donde se encuentra la figura de un ojo. Es muy común en Turquía y Grecia (también se lo conoce como Ojo Griego) y su uso se remonta a los tiempos del antiguo Egipto y Babilonia. Se le atribuyen fuerzas protectoras y guarda contra el mal de ojo y todo tipo de energías negativas. Los colores usados en el Nazar son predominantemente el azul oscuro (simboliza el agua), el azul claro (simboliza el cielo) y el blanco (se asocia a la luz, la perfección y lo puro).

El Ojo de Horus



El Ojo de Horus fue frecuentemente utilizado en el pasado como amuleto para ofrecer seguridad, salud y sabiduría al que lo portaba. Es un símbolo solar que encarna el orden, lo imperturbado, el estado perfecto. Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos. Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. La historia cuenta que el dios Horus (deidad del sol y de la luna) perdió su ojo izquierdo luchando contra Seth para vengar la muerte de su padre Osiris, pero el dios Thoth lo sustituyó por el Udyat, un ojo especial con cualidades mágicas.

La Flor del Loto


Usado en varias religiones oritentales, el loto es ampliamente considerado una representación de la iluminación. En el simbolismo budista, el significado más importante de la flor de loto es la pureza del cuerpo y del alma; el agua lodosa que acoge a la planta está asociada con el apego y los deseos carnales, y la flor inmaculada que florece en el agua en busca de la luz es la promesa de pureza y elevación espiritual. Este símbolo se asocia a la figura de Buda y sus enseñanzas, por lo que el loto es considerado una flor sagrada para los pueblos de Oriente. Cuenta la leyenda que cuando el niño Buda dio los primeros pasos, en todos los lugares que pisó florecieron flores de loto.



La cocina: el alma de la casa





La cocina es una de las estancias más importantes de la casa ya que aquí cocinamos los alimentos que nos aportarán energía. Se relaciona con la calidez, el cariño y el elemento fuego. Está también estrechamente relacionada con la salud; según el Feng Shui, el estado de nuestra cocina refleja el estado de nuestra salud, así que nos conviene mantenerla siempre bien cuidada y atendida.



Qué evitar

Como siempre, hay que evitar la saturación de objetos y el amontonamiento, procura mantenerla recogida, ordenada y limpia. Elimina cualquier objeto inservible y alimentos en mal estado, flores muertas y aparatos que no funcionen; son foco de estancamiento de energía.

A veces no podemos evitar que la estructura de nuestra cocina plantee retos al Feng Shui, pero siempre podemos contrarestarlos. Estos retos son, entre otros, una cocina situada cerca de la entrada principal o la salida trasera, que propiciará que la energía se escape fácilmente; la puerta del baño directamente enfrentada a la de la cocina implica energías opuestas que "chocan"; vigas en el techo, sobre el fogón, que agobian la energía; el fogón enfrentando la puerta o una cocina situada en el centro de la casa, que no consigue atraer chi fácilmente.

Curas Feng Shui

Ya que el fuego rige esta estancia, debería predominar, por lo que es aconsejable usar colores y formas asociadas a este elemento, pero cuida de no "quemar" la cocina; para equilibrar y complementar el fuego puedes usar tonos terrosos suaves. Es útil tener sobre la encimera botellas de agua, una fuente con fruta de temporada y flores frescas, pero recuerda no agobiar el espacio.

En cuanto a colores, el blanco es idóneo, pero también puedes usar colores cálidos y suaves (mantequilla, verde suave, crema) con notas brillantes que den chispa y alegría al ambiente. Dependerá también del área de la casa donde esté situada la cocina.

Para saber más sobre las áreas de la casa y los elmentos asociados, pronto subiré un artículo sobre cómo aplicar el mapa bagua al plano de tu vivienda.

A la hora de cocinar, usa todos los quemadores para no perder oportunidades, y cocina con alegría, esa comida te proporcionará mejor energía. Trata de usar alimentos biológicos y sanos, frutas y vegetales en abundancia.

La persona que cocina debe poder ver la puerta; si la tiene detrás de sí, puede poner un espejo sobre el fogón. La mejor ubicación de éste es el Sur, relacionado con el elemento fuego, y es conveniente que no esté en línea con el fregadero ya que el agua le quitaría fuerza al fuego; si lo está, puedes colocar una cuchara de madera entre ellos para que las energías contrapuestas no se influyan negativamente.

Consejos

Al final se trata de mantener esta estancia, como cualquier otra, bien organizada y limpia, libre de acumulaciones, bien iluminada y vetilada, para que las energías fluyan libre y adecuadamente, manteniendo el alma de la casa en un estado saludable. Tu salud te lo agradecerá.



Cómo proteger nuestra energía



Muchas veces nos cruzamos o nos juntamos con personas cuya energía es incompatible con la nuestra, o irradian emanaciones energéticas que nos perjudican, o absorven parte de nuestra energía dejádonos agotados, con un estado de ánimo negativo o literalmente drenados.

(Puedes leer más sobre estos patrones energéticos en el artículo: Comportamientos que envenenan)

La mayoría de estas personas ni siquiera saben que causan este malestar en nosotros ya que no son conscientes de su energía o de su comportamiento energético, pero siendo nosotros conscientes de ello podemos usar algunas herramientas básicas para evitar ser drenados o atacados energéticamente.

A continuación tienes algunas prácticas sencillas que te ayudarán a mantener tu energía y protegerla:

Burbuja de luz
Imagina que un rayo de luz blanca viene desde arriba y entra en tu cabeza usando el chakra de la corona (en lo alto de la cabeza) como puerta de entrada; esta luz entra en ti y llena tu cuerpo por dentro para después expandirse hacia el exterior formando una burbuja de luz protectora, un campo de energía que actúa como escudo protector.

En el siguiente enlace encontrarás algunos ejercicios relacionados: Trabajando con burbujas de energía

La lengua en el paladar
Situar la lengua contra el paladar hace que tu campo energético se cierre y quede protegido de influencias energéticas externas. También evita que tengas pérdidas de energía.

Chin Mudra
Consiste en unir las puntas de tu dedo pular y corazón. Este mudra asegura que la energía fluya correctamente de forma circular por todo tu cuerpo, sin fugas energéticas ni entradas de energía no deseada desde el exterior.
Para saber más sobre los mudras, haz clic en este artículo: Ideas Peregrinas: Mudras


Enfoque en el chakra pineal
Cuando alguien invade tu espacio energético con el objetivo de adquirir energía lo hace a través del chakra del plexo solar o tercer chakra; enfocando tu energía con conciencia hacia arriba y desplazándola hacia el chakra pineal o del tercer ojo, "cierras" la puerta inferior y evitas que te puedan quitar esa energía.

Cruce de brazos o piernas
Cruzar las piernas y/o los brazos sobre la zona del chakra plexo solar protege esa puerta y evita que alguien te quite energía usando ese centro energético.

Sahumerio
El incienso no solo es un magnífico limpiador de espacios, también puedes usarlo para limpiar el cuerpo energético y eliminar residuos no deseados que se han enganchado a él; personalmente recomiedo el sándalo, que es un gran purificador, pero puedes elegir el incienso o sahumerio que mejor vibre contigo.


Elixir de piedras
Otra forma de proteger y limpiar tu cuerpo energético de influencias no deseadas es utilizando elixires fabricados a través de piedras y gemas. Una combinación que siempre recomiendo es la turmalina negra y la selenita, pero también el elixir de fluorita es un magnífico limpiador de auras. Puedes aprender cómo fabricar tus propios elixires en este artículo: Elixir de piedras, la esencia del cristal y experimentar con ellos hasta que encuentres el que mejor te funcione.

El fuego violeta
Cuando te encuentres en una situación en que la otra persona está probablemente emanando mucha energía negativa (quejándose fuertemente, hablando de manera brusca, comportándose de forma muy negativa, etc...), visualiza un fuego violeta que se alza entre esa persona y tú; imagina que toda la energía nociva que brota de él/ella es absorvida por la llama violeta, destruida o transmutada en luz limpia y pura, de manera que no llega a tocarte ni a perjudicarte.

Pide ayuda a tus guías
Otra forma de protección es pedir ayuda a tus guías y maestros ascendidos; puedes apelar a la protección de quien mejor resuene contigo (tu guía, espíritus afines, la Fuente, alguna presencia espiritual conocida, etc...) Pídeles que te protejan del daño energético y que limpien tu campo si es preciso.

Colocación del cuerpo
Cuando notes que te encuentras en una situación en que puedes estar sufriendo un ataque energético, gírate un poco de manera que no estés directamente frente a la persona que puede estar absorviendo tu energía o despidiendo emanaciones energéticas nocivas.

Salud energética
La práctica regular de la meditación enfocada en la salud de tu sistema energético en general y de los chakras en particular es muy útil de cara a mantenerte protegido/a de ataques de este tipo y también para evitar fugas energéticas por un mal funcionamiento de los centros energéticos.
Tienes algunos ejercicios prácticos para armonizar los chakras en esta sección: Armonización de chakras

Si lo prefieres también puedes acudir a un terapeuta para que realize la limpieza de tu sistema energético, pero al final es conveniente que tú mismo/a aprendas a mantener sanos y en buen funcionamiento tus propios chakras. Puedes leer más sobre la limpieza energética usando la lectura de Registros Akásicos en este artículo: Lectura de Registros Akáshicos


Enfoque positivo
Si te enfocas en lo negativo atraerás cosas negativas y perderás mucha energía; una buena salud energética pasa por la salud psicológica y una actitud positiva ante la vida. Visualízate como el ser de luz pura que eres, sabe que eres amado/a y que cuentas con la protección de tus guías y de tu Ser Superior, además de las personas que te rodean y se preocupan por ti; observa la belleza a tu alrededor y valora lo que tienes en la vida.


Feng Shui: El dormitorio, espacio de recuperación




El dormitorio es el lugar donde nuestro cuerpo se recarga tanto a nivel físico como energético, donde se libera de las tensiones diarias y obtiene, mediante el descanso y el sueño, la energía necesaria para el nuevo día. Es por ello que debemos mantener este espacio libre de energías negativas o exceso de actividad energética. He aquí algunas pautas a seguir para lograr un dormitorio que nos ayude a descansar y recargarnos.




Qué evitar

En general hay que evitar toda actividad que implique energía activa, especialmente si ésta es negativa (totalmente contraindicado discutir en el dormitorio), como llevar el trabajo a la cama, ordenador incluido, hacer ejercicio o usar aparatos eléctricos como la televisión, el móvil, etc. Cuantos menos aparatos haya en la habitación, menos influencias electromagnéticas recibiremos y mejor será nuestro descanso.

La cama es el elemento principal del dormitorio y hay que evitar todo lo que obstaculice el libre fluir de energía a su alrededor, por lo que eliminaremos los objetos que haya debajo o encima, y evitaremos colgar objetos del techo que caigan sobre la cama. Es conveniente evitar pegar la cama a una pared ya que dificulta el flujo de energía.

Ejemplos de dormitorios con "mal feng shui", con colores estridentes o mucho azul, espejos frente a la cama o techos inclinados, el cabecero bajo la ventana, grupos de tres o vigas  sobre la cama.

Procura no saturar el dormitorio de objetos y dejar solo los muebles que realmente uses, pues todo objeto que no tenga un uso acumula energía estancada. Hay algunos elementos especialmente perjudiciales para la energía de esta estancia: Los espejos implican energía activa, con lo que será mejor evitarlos aquí, asimismo todo lo relacionado con el agua (cuadros con agua representada, fuentes, los colores azul y negro, las formas onduladas...) Restringir el uso de objetos religiosos y de imágenes de personas es recomendable, y por supuesto hay que evitar los amontonamientos de ropa y otros objetos, que estancan la energía.

A veces no nos es posible evitar ciertos elementos por formar parte de la estructura de la casa, pero es preferible prescindir de techos inclinados, vigas en el techo, puertas y ventanas enfrentadas entre las que se produce una corriente de energía rápida perjudicial, y colores fuertes en las paredes, especialmente cerca de la cama.

Curas Feng Shui

Para conseguir un ambiente relajado, es preferible usar colores suaves y calmantes tanto en paredes como en cortinas, ropa de cama, etc. Los colores de la piel en todos sus tonos son perfectos para el dormitorio, usa colores del marrón al crema pasando por los tostados, rosados, melocotón, beige, etc.

El número dos es obviamente el más indicado en esta estancia; trata de usar parejas de objetos (nunca grupos de tres ya que atraerías la energía de una tercera persona a la relación), como dos mesillas de noche, dos cuadros similares, una pareja de estatuillas, un par de flores, dos velas...

Si usas cuadros, que sean de paisajes relajantes que no contengan agua. Procura que la luz entre regularmente en la habitación y contar con una iluminación suave cuando no es natural. Ventila regularmente y mantén la estancia limpia y ordenada. Asegúrate de que el colchón es de calidad y remplázalo si es muy viejo, pues puede absorber energías que quedan estancadas con los años.

Consejos

Quien mejor puede decir si su dormitorio es o no apto para el descanso y la relajación es la persona que duerme en él; haz algunos experimentos y comprueba cómo duermes mejor, qué te procura mayor descanso y una relajación más eficaz y duradera, hasta encontrar tu fórmula perfecta.


Lectura de Registros Akáshicos (I) Limpieza energética



Hace tiempo publicamos un artículo sobre los Registros Akáshicos o Crónica de Akasha, donde ya se mencionaba el tipo de información a la que podemos acceder abriendo estos archivos:

El acceso a los Registros Akáshicos sirve para conocer nuestras vidas pasadas; esta creencia es cierta, pero solo parcialmente, ya que en los registros no solo podemos encontrar información acerca de nuestras vidas anteriores sino otros muchos datos que nos pueden ser de ayuda en la comprensión de quiénes somos y por tanto en nuestra evolución. Nuestra misión vital, lo que hemos venido a aprender y tenemos para ofrecer a la Humanidad, lo que nos impide crecer o bloquea nuestra evolución, los retos que se nos pueden presentar en la actual encarnación, lo que no conseguimos aprender en una vida anterior o las capacidades que sí logramos y no estamos aprovechando… Todo esto y mucho más podemos encontrar consultando nuestros registros, cualquier inquietud que seamos capaces de imaginar y que nos ayude a evolucionar espiritualmente puede obtener respuesta cuando consultamos la memoria cósmica.

Una de las cosas que se pueden hacer a través de la lectura de los registros akáshicos de una persona es una limpieza energética. Ésta es una práctica que está cada vez más extendida entre los sanadores energéticos y por eso me gustaría, en este artículo, hablar un poco sobre ella y contaros cómo funciona. 

Proceso de lectura de registros para limpieza energética

Este tipo de lectura está enfocada en investigar bloqueos o disfunciones energéticas, sí como en examinar los problemas que pueden estar bloqueando nuestro camino y sanarlos para facilitar nuestro avance y evolución. Siguiendo un protocolo establecido de preguntas, se obtiene (previo permiso) del Yo Superior de la persona en cuestión, la información sobre cada uno de los bloqueos que existan y que ese Yo Superior considere oportuno tratar. A partir de la información canalizada en la lectura de registros, se identifican los bloqueos y posteriormente se realiza la limpieza energética.

Durante la lectura se realiza un repaso a los diferentes componentes energéticos que forman el ser y que principalmente son los chakras, el aura y los cuerpos sutiles. Normalmente el sistema energético, debido a muy diversas causas, se va llenando de sustancias de baja vibración, enganches, bloqueos en las distintas capas o en los chakras que lo forman, que dificultan el libre fluir de la energía y el buen funcionamiento de los centros energéticos. La mayoría de problemas se manifiestan como desórdenes energéticos de varias clases que, según su localización, bloquean o crean problemas en una o más áreas de nuestra vida.

Así pueden aparecer bloqueos de todo tipo, como entidades enganchadas en cualquiera de los cuerpos sutiles, impresiones energéticas, formas de pensamiento negativas que se han "endurecido" en una determinada capa del aura, fugas de energía, chakras desequilibrados, enganches a una red de energía negativa, incluso problemas procedentes de vidas anteriores o residuos kármicos de asuntos ya resueltos que han dejado un poso energético en alguna parte del sistema de la persona. Todos estos problemas o bloqueos pueden no solo identificarse sino también sanarse con una limpieza energética a través de la lectura de registros akáshicos.

¿Y cómo nos hacemos una lectura de registros para eliminar bloqueos? Pues eso os lo contamos en un artículo posterior ;-)

¡Salud energética a todos!





El recibidor: la boca de la casa



La entrada de la casa es una de las áreas más importantes ya que se trata de la principal fuente de Chi de donde la vivienda bebe su energía. Es por esto que a la entrada se la llama "la boca de la casa". Si la entrada no absorbe suficiente Chi nuestros esfuerzos por manejar las energías del interior no darán su fruto al cien por cien.

Qué evitar

Como en cada estancia de la casa, la acumulación es totalmente perniciosa, así como los bloqueos; trata de evitar que la entrada se convierta en una zona para todo lo que no sabes dónde colocar y elimina cualquier elemento que bloquee la puerta principal e impida que ésta se abra completamente.

Los adornos fuera de fecha (objetos navideños en verano, por ejemplo) están contraindicados, así como plantas muertas, cosa que no se usan o cualquier elemento que no te guste (recuerda que no tienes que conservar esa estatuilla horrible que te regalaron solo porque fue un regalo).

A veces no podemos evitar ciertos elementos porque forman parte de la estructura de la casa, pero ten en cuenta que habrá que tratarlos con cuidado y aplicar curas de Feng Shui para contrarrestar su influencia negativa. En el caso de la entrada, hablamos de un muro frente a la puerta principal o una escalera muy cerca de ésta, una ventana o un espejo alineados con la entrada o un baño justo enfrente de la puerta.

Estrategias Feng Shui

El flujo de energía debe fluir sin problemas a través de la entrada, de manera que acceda al interior de la casa de la forma adecuada.

Es importante que la puerta esté bien cuidada, pintada y sin daños, que sea proporcional al resto de la casa y, a ser posible, que el color coincida con la dirección de la casa (por ejemplo, blanca si está localizada en el área de metal según el mapa Bagua de la casa o marrón si está a un área de tierra).

Se pueden usar elementos decorativos, siempre con discreción, para avivar el elemento que rija la entrada; si está en un área de fuego usaremos formas triangulares, estrellas, objetos rojos... si el área es de agua es preferible usar el negro y el azul, las formas onduladas y todo lo que implique agua, como espejos y fuentes. No se trata de usar objetos y muebles caros o estructuras complicadas, puedes construir una entrada sencilla y original además de funcional y cómoda con tan solo unos pocos detalles.

La luz es importante en la entrada, si tenemos una entrada oscura podemos pintar las paredes en tonos claros, usar lámparas de luz suave y cálida, y colgar cuadros que transmitan amplitud y luminosidad.

Consejos

Lo más importante, como ocurre con el resto de las estancias, es que nos sintamos a gusto y lo haremos si las energías están circulando adecuadamente. Cuida de no traer energías negativas a la casa que se extiendan por toda la casa desequilibrando el ambiente. Puedes hacer un ejercicio sencillo: antes de cruzar el umbral imagina que los problemas del día, las tensiones del trabajo y el cansancio se quedan fuera; cruza entonces el umbral y disponte a relajarte y disfrutar de la paz de tu hogar. Si al entrar sientes esa tranquilidad, sabrás que tu entrada está sana y funciona adecuadamente.



Números que se repiten... ¿mensajes de tus guías?



¿Alguna vez te has visto “perseguido” por un número que veías en todas partes?, ¿o has mirado el reloj justamente a las 11.11, te has despertado varias noches seguidas a las 4.44 o has visto el 222 en varios sitios distintos, una matrícula, un anuncio, una factura…? Seguramente has pensado que se trataba de una coincidencia, y puede ser, pero cuando los números se repiten muchas veces no es por arte de la pura casualidad.

Nuestros guías (o espíritus guardianes, como queramos llamarles) a menudo utilizan los números para enviarnos mensajes, de manera que cuando te encuentres con este fenómeno puedes preguntarte si es simple coincidencia o si realmente habrá un mensaje oculto en esa repetición numérica. Puedes pensar que te has despertado varias noches a la misma hora porque has cogido ese ritmo, pero ¿por qué a las 4.44 y no a las 4.43 o a las 4.45? Por si estás dispuesto a abrir tu mente a la posibilidad de que hay más a nuestro alrededor de lo que los sentidos físicos son capaces de captar, allá va la interpretación de algunas combinaciones numéricas con las que los guías suelen comunicarse.


El hecho de que hayas sido capaz de fijarte en esos números en ese momento concreto ya indica que estás preparado para recibir mensajes de alta vibración (de lo contrario los números podrían estar delante de ti pero no habrías reparado en ellos). Es una de las formas que tienen nuestros guías y espíritus guardianes de acceder a nosotros, de darnos un “toque de atención” para indicarnos que hay ahí algo importante que no deberíamos pasar por alto.

Aquí tienes un resumen del significado de algunos de esos números que podrías encontrarte. Más adelante iré ampliando la información sobre cada uno de ellos.

11.11 El viaje espiritual de la conciencia

Ver estos números (normalmente nos da por mirar el reloj justamente a las 11:11, ni un minuto antes ni un minuto después) suele indicar una validación de tus pensamientos, lo que estabas considerando en ese momento era el camino correcto, o una llamada a los trabajadores de la luz, queriendo decirte que se te está pidiendo desarrollar tu potenciar espiritual. De cualquier forma, es un gran SI que llega desde los reinos del espíritu.

222 Nuevos comienzos

Ver el 2 tres veces suele simbolizar nuevos caminos, comienzos, un nuevo paso en tu andadura o novedades que traen aire fresco a tu vida diaria.

333 La trinidad

Tres veces 3 es la trinidad, la unión de cuerpo-mente-espíritu.

444 Angeles

Ver el 4 repetido suele ser una señal de la presencia de tus guías, las jerarquías angélicas te están respaldando y probablemente estarán poniendo en tu vida todo tipo de sincronicidades y signos, además de apoyarte y protegerte.

555 El cambio

Tres veces 5 es signo de cambio, te encuentras en un tiempo de preparación para emprender un nuevo camino, ver estos números suele indicar una nueva ola de energía renovadora que va traer todo tipo de cosas nuevas a tu vida.

666 Reevaluación

No, no se trata de la Bestia ni de nada satánico que va a entrar en tu vida ;-) sino de un tiempo de reevaluación, tus guías te están indicando que deberías poner tus creencias en tela de juicio y revisarlas, cuestionar lo que considerabas cierto y quizá volver a mirar a tu alrededor con ojos nuevos.

777 Fuerza interior

Ver el 7 repetido suele significar que es el momento de liberar tus miedos, renunciar al control y dejar que la vida “sea”, así conseguirás acceder a tu fuerza interior.

888 El ciclo infinito

Tres veces 8 simboliza el infinito, el interminable ciclo de la vida, pero también la abundancia y la dualidad; cualquiera de estos mensajes está indicado si ves repetirse este número.

999 Compleción

Cuando recibas el mensaje del 9 repetido probablemente sea el momento de seguir adelante, de cerrar un capítulo o finalizar un proyecto y seguir con tu vida, moverte hacia otros retos.


No es cuestión de obsesionarse con los números e ir buscando combinaciones, tratando de encontrar mensajes donde no los hay, no funciona así; solo deslízate por tu día a día de forma natural y, si en algún momento inesperado aparecen, alégrate porque tus guías te están hablando. Ahora ya sabes cómo interpretar algunos de sus mensajes :-)